RSSNotas en "Nuestros lectores nos cuentan"

A veces no es fácil ser ecológico

A veces no es fácil ser ecológico

Una ciudadana, a la que se le quemó una lamparita de bajo consumo, quiso averiguar dónde tenía que tirarla, ya que dichas lámparas contienen mercurio, que es altamente tóxico.

Maestras en primavera

Maestras en primavera

¡Felicidades a todas las maestras! Las recordamos con este cuento breve.

Reflexiones precoces

Reflexiones precoces

-Estuvo intenso esto del parto ¿no?
-Pero no menos intenso que los nueve meses que estuve en la pancita de mamá.

Cosas de todos los días

Cosas de todos los días

Llega su casa. Luego de cerrar la puerta, se quita los zapatos, disfruta la frescura del piso y de la tenue penumbra.

Días oscuros: Aborto y Misoprostol

Días oscuros: Aborto y Misoprostol

María tenía 17 años cuando abortó. Ahora tiene 21 y estudia una carrera universitaria.

Al que madruga: ¿Dios lo ayuda?

Al que madruga: ¿Dios lo ayuda?

No me gusta levantarme temprano. Para nada.

Cosas de trabajo

Cosas de trabajo

En mi vida he cometido unos cuantos errores a la hora de elegir sobre mi futuro.

La historia de Elizabeth

La historia de Elizabeth

Me llamo María Elizabeth, y me gustaría compartir con ustedes un poco de lo que me ha pasado en la vida.

La navidad que quiere Irene

La navidad que quiere Irene

Bueno, amigos, estamos en diciembre. Mes difícil si lo hay.

Me conquistó con un labial

Me conquistó con un labial

Soltero, de cuarenta años, bien parecido, con hombros anchos y linda sonrisa. Así era el jefe de Alicia. Ella tenía treinta y trabajaba como empleada administrativa de una consultora.

La calma

La calma

-¿Alguien ha oído hablar de la calma?
La pregunta del profesor inundó el aula de silencio, las miradas huían, las cabezas se inclinaban, los nervios se disimulaban con sonrisas y, al fondo, unos ojos abiertos de par en par soportaban el reto sin esfuerzo, con toda naturalidad:

¿Qué tal si volvemos a mirarnos al espejo?

¿Qué tal si volvemos a mirarnos al espejo?

Su pelo más corto, sus cejas escasas y su piel oscurecida por el tratamiento habían hecho que no volviera a mirarse al espejo. Por suerte se había animado a llamarme para conversar.

A la basura con la literatura

A la basura con la literatura

Anoche le contaba a mi hijita Nina un cuento infantil muy famoso, el de Hansel y Gretel de los hermanos Grimm. En el momento más tenebroso de la aventura, los niños descubren que unos pájaros se han comido las estratégicas bolitas de pan, un sistema muy simple que los hermanitos habían ideado para regresar a casa. Hansel y Gretel se descubren solos en el bosque, perdidos, y comienza a anochecer.

Un tropezón no es caída

Un tropezón no es caída

Quise compartir mi historia con ustedes, quizá algunas se sentirán identificadas en algo conmigo. De todo se aprende, y es seguro que lo que no te mata, te fortalece.

La abuela Rosa

La abuela Rosa

La abuela Rosa, la polaca, era regordeta, de cuerpo pesado, cara redonda y mejillas rubicundas. Sus pequeños ojos claros, quedaban hundidos entre los rizos de su cabello castaño cubierto por un pañuelo y su amplia sonrisa blanca.

La historia de Alea

La historia de Alea

Me casé a los 24 y Javier tenía 26, pero creo que la vida nos llevó a vernos poco, porque a los 3 meses de casados él empezó su carrera y duró 7 años… postergando esta etapa que es la mejor…el convivir, el conocerse

Ocio

Lo primero que hice al levantarme fue prender la compu, entrar en la página del diario El País, Cosas de mujeres, y leo: Días locos, gente apurada. Eso solía pasarme todos los días y ahora, me levanto a las once, tomo mate, a veces cocino, la ropa la lava la máquina, no contesto el teléfono, mi pelo está todo erizado y no me he maquillado por seis días, tampoco he ido a trabajar, por lo que además, estoy perdiendo plata.

Días locos, gente apurada

¿Qué hago cuando sé que tendré días de ésos muy cargados?

La mesa

La mesa

Como cada año estoy aquí, esperando la Navidad. Me ilusiona igual que cuando era pequeña. Estamos solos …la noche, mis preciosos recuerdos y yo. Es un instante muy mío algo que cuido celosamente.

Una mujer en USA

Una mujer en USA

Solo necesito desahogarme de todo lo que tenemos que hacer para sobrevivir en USA las mujeres. En Uruguay no se trabaja ni la mitad de lo que se hace acá, y no es por tener mas dinero sino que es por necesidad, el ritmo de vida es cada vez mas difícil.

La puerta se abrió y entró él

La puerta se abrió y entró él

La puerta se abrió y entró él, soberbio y arrogante.
-¿Todo bien? ¿Alguna novedad?
Ella lo esperaba con el corazón en un puño, con la rabia contenida por años cerrándole la garganta.

Viejo divino

Viejo divino

En el barrio lo llaman el loco, el bichicome, el viejo borracho que un día decidió largarse a la calle dejando atrás su vida de familia, su trabajo, su hogar.

Diferencias

Diferencias

Es una vieja discusión de domingos a la tarde: siempre sostuve que, enfrentado a hechos similares, el Hombre reaccionará igual. Esté donde esté y sea cuál sea su origen.

Postergando…

Postergando…

En una reunión de trabajo en INAU se empieza a discutir como se llevará a cabo el plan para cumplir con la ley que mandata que los niños menores de tres años no podrán estar internados más de 45 dias y los de hasta 7 no más de noventa días.